Meditando en "pecado" es un conjunto de papeles, escritos desde la iluminación "inconsciente" en momentos de lúcida locura. Son productos del instante. No son trazos obedientes a una lógica gramatical. Tienen distintas interpretaciones. Que cada uno de vosotros le dé la que quiera.

TEDIO

 

Hay días que no son días.

Hoy es uno de ellos. No tiene color concreto. Llovizna y llueve. Sigilosamente el sol aparece y se va.

Hoy no es día y hoy no es noche. Un gris plomizo lo envuelve todo. Sus tonalidades, mezcladas en el oscuro asfalto, oscurecen los sentimientos.

Una viscosa humedad no permite el deshielo de la frialdad del ambiente.

Nadie transita por las calles. Sólo los más arriesgados, portando paraguas que abren y cierran, caminan a múltiples encargos.

 

Así está hoy mi alma, como el día que no es día, ni tampoco noche: no brota ni emerge la alegría de la vida.

No existe una oscuridad que quisiera rasgar.

Es todo mediocre. En mi ser no existe ningún compás brusco. Estancada mi mente, soy una marioneta más que va y viene abriendo y cerrando el paraguas de mi alma.

No me dejo empapar ni siquiera por la humedad.

Tengo que escribir desde el pesado tedio que me envuelve.