José Sarria es economista, mejor amigo y fino poeta con voz propia. Su poesía es versicular y atiende a susurros ancestrales de cantos bíblicos, reivindicaciones sefarditas y apuesta por los más débiles, sin que ello quiera decir que nos encontramos ante un paradigma de poesía social

José Sarria

Conocí a Pepe Sarria hace ya bastantes años en una lóbrega tertulia que celebrábamos en "El Pimpi" de Paco Campos de Málaga, extraña Bodega dedicada a saborear dos elementos esenciales en el mundo poético: el buen caldo y la complicidad de guiños que llevan a descubrir la poesía a través de la amistad.

 

Con Pepe Sarria he compartido colecciones literarias como la Revista "Aulaga" y la Colección de Poesía ·Atarazanas", y con él no hubiese sido posible la nueva estructuración de la Asociación Colegial de Escritores de España, Sección Autónoma de Andalucía, de la que es Secretario General. "PAPEL LITERARIO" también forma parte del común denominador de nuestra amistad y compartimos atalaya periodística en www.diariolatorre.es

 

PROSTITUTA

                                                         A ti, desnuda ante la lámpara rosa

                                                                                    Luciano Folgore

 

Desnuda, bajo una luz sombría

mi cuerpo ha sido género

fresco y lascivo

para hombres anónimos.

 

Noches y días

de caricias fingidas,

besos de Judas

que por treinta monedas

entregué de mis labios

sin probar la ternura

fecunda de otros labios.

 

La calle se hace extensa como el eco de Dios

y sus esquinas púas

que atraviesan la carne

y los sentidos

sabiendo prisionera

que alrededor de mí no se queman las alas

sino tan sólo el alma.

 

                                                                     (De Prisioneros de Babel)